Régimen Escocés Rectificado

EL RÉGIMEN ESCOCÉS rectificado

     El Régimen fue definido primero en el Convento de las Galias reunido en la Ciudad de Lyon en 1778 y fundado posteriormente en el Convento fundacional celebrado en Wilhelmsbad en 1782.  En nombre de su filiación espiritual, el Régimen Escocés Rectificado reivindica, al igual que la Orden del Temple, la doble calidad caballeresca y cristiana. En efecto, el Régimen Escocés Rectificado tiene por objetivo confesado el de mantener y fortificar los principios que están en su origen: La fidelidad a los principios cristianos primitivos.

LOS GRADOS AZULES

   El Régimen escoces rectificado, RER, perfectamente estructurado comporta tres clases, dos ostensibles y otra discreta.

   La primera es la clase simbólica u Orden Masónica bajo el auspicio de las Grandes Logias Regulares en la cual se confiere y lleva a término la iniciación masónica:

1º Aprendiz.

2º Compañero

3º Maestro.

LA LOGIA VERDE

   Logias de San Andrés, también llamadas Logias Verdes o  Masonería Verde dependen del Directorio Escocés del Gran Priorato Rectificado de España, garante de la regularidad en España:

4º Maestro Escoces de San Andrés

   Su principal objetivo es la Reintegración del Ser Humano

EL ORDEN INTERIOR

   La Segunda Clase del Régimen Escoces Rectificado es La Orden Interior que es una Orden de Caballería, en ningún modo asimilable ni a un Sistema de altos Grados, ni a Grados Filosóficos. 

5º Escudero Novicio.

    Conferida por la Ceremonia de Investidura. Etapa preparatoria para convertirse en caballero.

6º Caballero Bienhechor de la Ciudad Santa.

   Calidad conferida por la Ceremonia de Armamento

¿QUIÉNES SOMOS?

El G.P.R.E. es la única Obediencia Regular perteneciente al Régimen Escocés Rectificado del cual es el mas alto grado.  Está gobernado por el Gran Prior y tiene acuerdos de colaboración con la Gran Logia de España, la cual trata los “Grados Azules”, que son los tres primeros grados de Aprendiz, Compañero y Maestro.

 

El Régimen fue definido primero en el Convento de las Galias reunido en la Ciudad de Lyon en 1778 y fundado posteriormente en el Convento fundacional celebrado en Wilhelmsbad en 1782.

 

En nombre de su filiación espiritual, el Régimen Escocés Rectificado reivindica, al igual que la Orden del Temple, la doble calidad caballeresca y cristiana. En efecto, el Régimen Escocés Rectificado tiene por objetivo confesado el de mantener y fortificar los principios que están en su origen: La fidelidad a los principios cristianos primitivos. 

 

- El apego a los principios y tradiciones, tanto masónicas como caballerescas del Régimen que se traduce en el estudio del esoterismo cristiano. 

 

- El perfeccionamiento de sí mismo por la práctica de las virtudes cristianas para vencer sus pasiones, corregir sus faltas y progresar en el camino de la realización espiritual.

 

- La práctica constante de una beneficencia activa hacia todos los hombres.